Nacional

La mejor fórmula para España

22 Feb , 2016  

Rajoy: “Un gobierno de PP, PSOE y Ciudadanos sería la mejor fórmula porque ofrecería confianza dentro y fuera de España”

 

Asegura que una gran coalición de quienes coinciden “en asuntos trascendentes” daría lugar a “un gobierno fuerte”, que pactaría reformas “para mucho tiempo”.

El presidente del PP y presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, subrayó hoy que un gobierno de gran coalición entre PP, PSOE y Ciudadanos es la mejor fórmula de gobierno, porque ofrecería certidumbre económica y confianza dentro y fuera de España.

En su intervención durante la reunión Plenaria del GPP, el presidente popular insistió en que lo importante es que haya un gobierno con un fuerte apoyo parlamentario integrado por fuerzas que, como en el caso de PP, PSOE y Ciudadanos, coinciden “en asuntos trascendentes”, como son la unidad nacional, la soberanía nacional, la política europea, la lucha contra el terrorismo y aspectos básicos del estado del bienestar. “Y esta coincidencia básica no se da con otras fuerzas políticas que también están representadas en la Cámara”, añadió.

Esta coalición, continuó explicando Rajoy, daría lugar a “un gobierno fuerte”, que respetaría “la voluntad de la gente”, que podría llevar a cabo “reformas pactadas para mucho tiempo” y que, destacó, “daría seguridad y certidumbre a los agentes económicos y sociales, daría confianza dentro y fuera de España y garantizaría la continuidad de la recuperación económica y la creación de empleo”.

Si este gobierno, dijo Rajoy, que contaría con cuatro grandes objetivos -empleo y recuperación, estado del bienestar, unidad de España y terrorismo-, “no ha podido convertirse por el momento en una realidad” es porque el PSOE, que “es un actor imprescindible” para su formación, “se ha negado a hablar y a dialogar con el PP”.

Según afirmó Rajoy, no se ha producido ninguna conversación con el líder socialista desde la última conversación mantenida entre ambos en Moncloa, que se produjo el pasado 23 de diciembre -tres días después de las generales-, razón por la cual tuvo que decirle al Rey que “no estaba en condiciones de acudir a la investidura, pues en ese momento no tenía los apoyos” suficientes y, como quiso subrayar, “es absurdo ir a una sesión de investidura sabiendo que es imposible ser investido”.

Pese esa falta de apoyos suficientes en estos momentos, el presidente del PP transmitió también al Rey que “seguiría trabajando” para sumar esos apoyos, “y que mantendría mi candidatura y la del PP, y esa es la situación en la que estamos a fecha de hoy”.

Rajoy realizó un repaso de la situación económica de la España de 2012 y la comparó con la actual, poniendo sobre la mesa datos de crecimiento económico y empleo, e hizo hincapié en que “los pronósticos de futuro son buenos”, para advertir a continuación que “son incompatibles con cualquier clase de aventura política”. “Nos hemos convertido de nuevo en un interrogante”, sentenció Rajoy, pues hay “decisiones, iniciativas empresariales e inversiones que se vuelven cautelosas” y que están pendientes de lo que hagamos. “Es muy importante, a efectos de la recuperación y la creación de empleo, que las cosas se hagan con sentido”, apostilló.

 

“UN GOBIERNO QUE NO PODRÍA GOBERNAR”

“A día de hoy y tras la segunda ronda de consultas”, terció Rajoy, Pedro Sánchez “tiene el encargo de formar Gobierno”, resaltando que “ese Gobierno va a necesitar el concurso de Podemos, IU y el apoyo de los partidos independentistas, ya sea con voto positivo, con su abstención o su ausencia”. “Ese apoyo no será un apoyo gratis, sería un Gobierno hipotecado y radical, que podría sumar los votos para formarse pero no podría Gobernar”, zanjó el líder del PP.

“Ese Gobierno -aseguró Rajoy- sería un lastre y una amenaza cierta para la economía española y la recuperación”. Por ello, Rajoy insistió en que “el PP votará no a la investidura del señor Sánchez, tanto si viene apoyado por Podemos y los independentistas, como si viene apoyado sólo por sus 90 escaños, o como si otros quieren darle su apoyo”.

“Lo haremos -afirmó- porque el PP es un partido de Gobierno”. “Hemos ganado las elecciones, no tenemos voluntad de bisagra, hemos sido capaces de proponer una salida a la situación”, prosiguió Rajoy, para recalcar a continuación que “la coalición que hemos planteado es la más razonable para España porque da estabilidad, respeta la voluntad de los ciudadanos, da seguridad y certidumbre y las reformas que aprobásemos serían para muchos años”.

Como destacó el presidente del PP, “este es el modelo que ha triunfado en muchos países, como Alemania, Austria, Holanda, Finlandia y Grecia”. “Este es el planteamiento que vamos a defender”, subrayó Rajoy, quien aseveró que “el planteamiento que hace Pedro Sánchez no tiene nada que ver con el interés general de España”. “El PP va a seguir apostando por la moderación, la sensatez, la cordura, por un gobierno fuerte y, en ningún caso, por el radicalismo, la desmesura o la generación de incertidumbre”, remarcó.

“Somos la primera fuerza política de España”, resaltó Rajoy en referencia a la encuesta publicada hoy por el CIS, al tiempo que puso en valor que “tenemos más apoyo y confianza que ninguna otra fuerza política, y que lo vamos a gestionar como hasta ahora, con responsabilidad y con coherencia”. “Tenemos posición política y discurso político, que además son claros y democráticos”, sentenció.

 

, , ,



Comments are closed.